sábado, 9 de abril de 2011

Ese Día

¿Cómo olvidar ese día que vestiste mis labios de versos?
aquel día que abrazaste mi último suspiro y lo ahogaste en tus labios.
¿Cómo olvidar los paisajes que tu espalda creaba?
Paisajes que nunca tuvieron horizonte, pero si un fin.

¿Cómo recordar que existías, si nunca te invente?
¿Cómo recordar tu silencio, sin extrañar tu voz?
¿Cómo olvidar ese día, si nunca existió?

Déjame acariciar tu voz por última vez
prometo no dejar mi silencio en ella,
sólo quiero que mi tacto se acostumbre a no escucharte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada